Macromagnitudes empresa biotecnológica

En 2018 la economía española continuó con su proceso de expansión, aunque a unas tasas ligeramente inferiores a las registradas en los dos años precedentes, consolidando un ciclo expansivo de cinco años y superando ya los volúmenes de producción previos a la gran crisis de 2009.

Este proceso expansivo ha venido acompañado de una buena dinámica de creación de empresas, que registraron un incremento neto del 1,0% en el conjunto del año 2017, y, sobre todo, de unos fuertes ritmos de creación de empleo, con más de 480.000 nuevos puestos de trabajo generados.

Las empresas biotecnológicas no han permanecido ajenas a este ciclo expansivo, con 62 nuevas empresas cuya actividad principal la dedican a la biotecnología (Biotech), lo que supondría un aumento del 9%, y que la situaría por encima de las tasas observadas en el conjunto de la economía española.

Adicionalmente, la actividad desarrollada por estas empresas Biotech ha sido especialmente dinámica presentando un crecimiento del Valor Añadido del 31%, el más elevado de entre todas las ramas

productivas. Dicho incremento se debió al aumento de la facturación en un 6% y la reducción en el uso de consumos intermedios que consolida una tendencia de aumento del valor añadido por unidad producida que se viene observando en los últimos periodos.

Al igual que en el conjunto de la economía, este crecimiento de actividad ha sido especialmente intensivo en empleo, lo que ha generado de forma directa casi 2.400 nuevos puestos de trabajo en las empresas Biotech, un crecimiento del 10,6% frente al 2,9% observado para el conjunto de la economía española.